Descripción

El proyecto VERCOCHAR, aprobado en la segunda convocatoria del programa Interrreg-MAC 2014-2020, con una cofinanciación al 85% de Fondos FEDER, tiene como objetivo mejorar la respuesta de las poblaciones y ecosistemas ante los efectos del cambio climático, facilitando la regeneración de suelos afectados por erosión, sequía, escorrentías o desertificación y la puesta en marcha de acciones de mitigación que favorezcan un incremento de la resiliencia

El cambio climático afecta de manera severa a los territorios de las regiones socias, por el aumento de temperaturas medias, periodos de sequía y fenómenos de lluvias extremas, que favorecen la desertificación, erosión y degradación de suelos, poniendo en peligro la productividad y seguridad alimentaria de los territorios. El proyecto pretende aumentar la capacidad de adaptación al cambio climático de los sistemas agrícolas y forestales, a través de la conservación y regeneración de suelos degradados, aplicando residuos vegetales transformados en productos de alto valor agronómico, que favorecen el ahorro de agua (mayor capacidad de retención de humedad) y la reactivación de la actividad biológica (recuperación de suelos empobrecidos y contaminados). Estas medidas favorecen la reforestación y recuperación de suelos agrícolas abandonados, lo que disminuye la vulnerabilidad de las poblaciones a las catástrofes naturales asociadas a la pérdida de suelo e incrementa el secuestro de carbono.

Se evaluará el potencial de incorporar a suelos agrícolas y forestales residuos orgánicos locales transformados a través de metodologías sencillas basadas en procesos biológicos (compost y vermicompost) y físicos (biochar), para mejorar sus propiedades físico-químicas y biológicas y facilitar la regeneración de los mismos. Con este fin, se definirán y analizarán los residuos orgánicos disponibles en cada zona, se caracterizarán los productos transformados obtenidos y su efecto en las propiedades de los suelos, principalmente en su capacidad de retención de agua y secuestro de carbono, además de valorar su capacidad para la regeneración de suelos degradados y contaminados (previamente identificados). También se desarrollarán técnicas innovadoras que aprovechen residuos vegetales locales para favorecer la reforestación. Todas estas acciones se compaginarán con campañas de sensibilización y formación en las poblaciones locales sobre estrategias de conservación y regeneración de suelos.

Share